El gobierno australiano anunció cambios para garantizar que la situación de los estudiantes internacionales, que representan un ingreso de unos $40,000 millones anuales para el país, no empeore debido a la pandemia de la COVID-19.

El ministro en funciones de Inmigración, Ciudadanía, Servicios de Migración y Asuntos Multiculturales, Alan Tudge, dijo el lunes que los cambios dan seguridad a los estudiantes internacionales que ya están en Australia y a los que no han podido viajar debido a los cierres de frontera de COVID-19.

“Estas medidas respaldan el sector de la educación internacional – nuestro cuarto sector de exportación más grande (después del carbón, el hierro y el gas) – y ayudarán a su recuperación”, dijo Tudge.


 

 Puntos destacados:

  • El Gobierno volverá a tramitar las visas de estudiante fuera de Australia para permitir su retorno cuando se reabran las fronteras a los extranjeros.
  • Los estudiantes internacionales podrán presentar otra solicitud de visa de estudiante sin tener que pagar nuevamente la tarifa en caso de que no puedan completar sus estudios dentro del período de validez de su visa original por culpa de la COVID-19.
  • Los actuales titulares de visas de estudiante que estudien en línea fuera de Australia a raíz de las medidas adoptadas por la crisis de la COVID-19 podrán utilizar ese tiempo estudio como parte del requisito para obtener posteriormente una visa de trabajo.
  • Los graduados que posean una visa de estudiante podrán solicitar posteriormente una visa de trabajo fuera de Australia si no pueden regresar debido a COVID-19.
  • Se concederá tiempo adicional a los solicitantes para que proporcionen resultados de sus niveles del dominio del inglés en el caso de que se haya interrumpido el acceso a estos servicios por la crisis de la COVID-19

La educación es una de las estrellas exportadoras después del carbón, el hierro y el gas.

La pandemia ha obligado a los estudiantes internacionales, que llegan a pagar hasta unos $33,000 por sus estudios en Australia, a cancelar sus planes de estudios o a retornar a sus países de origen por la falta de empleo y subsidios.

La reducción de los ingresos de los estudiantes internacionales debido al cierre de los negocios de hostelería, que normalmente emplea a estos extranjeros, y la exclusión de las universidades públicas del plan de subsidios salariales gubernamentales para los trabajadores, ha golpeado fuertemente este sector.

Se cree que el sector universitario perderá hasta $16,000 millones de dólares para 2023 y 21.000 puestos de trabajo debido al impacto del Covid-19.

En toda Australia, un 80 por ciento de los estudiantes internacionales pudieron retornar a Australia para el primer semestre, pero para el segundo, las universidades, que operan con un modelo empresarial, han registrado una caída masiva en las matrículas de las personas provenientes del extranjero.

Por ello, el ministro Tudge consideró que “al realizar estos cambios, nos hemos guiado por los principios de que la salud de los australianos es clave, pero que los estudiantes internacionales no deberían verse más perjudicados por COVID-19”.

Asmismo Tudge recalcó que las medidas “no sólo apoyará al sector educativo, sino que también tendrá efectos de flujo para muchas comunidades y empresas locales, incluyendo servicios de alojamiento, turismo, hostelería y comercio”.

Ir arriba
1
Hola! 👋 Bienvenido a Dream Way Education & Travel Agency.
¿En qué podemos ayudarte?